“Luz Arcas es una bailarina sin más alianza que su cuerpo y lo que con él levanta, inventa, construye, aúlla. La danza es otra forma de política, pero de política íntima, aquella que no se malgasta en una sola fuerza sino que se unta de muchas: poesía, teatro, pensamiento… Porque todo se mueve.

El proyecto de esta mujer sureña no se detiene en los márgenes del oficio de bailar, sino que entra y sale de todos los lugares donde se aloja una conmoción, un extravío. La danza es necesaria. Su danza es necesaria. Porque reclama complicidad y sitio sin pedir exactamente nada. Porque pone luz allá donde a veces la luz salva.”

Sobre Una gran emoción política. Por Antonio Lucas, El Mundo.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Yo, claro está, me emocioné como espectador con la gran emoción política de Luz Arcas, Abraham Gragera y la compañía de danza La Phármaco. Sentí mi puño, mi memoria, mi cuerpo, nuestras derrotas, la lealtad inquebrantable que le debo a mis mayores y todas, todas, todas las cosas que me enseñan los jóvenes, mis amigos jóvenes: las cosas con orgullo de ser ciertas.”

Sobre Una gran emoción política. Por Luis García Montero, Infolibre. 

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Arcas y Gragera han combinado el movimiento con la voz, la respiración y la música para acabar levantando un hermosísimo monumento plástico en honor y recuerdo de la intelectual del 27. El montaje desborda pasión, emoción, esperanza, ilusión, melancolía y utopía por partes iguales.”

Sobre Una gran emoción política. PorJosé – Miguel Vila, Diario Crítico.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Es un cuerpo de mujer en llamas, un incendio adentro de sus ojos que anticipa la ceniza sobre la que termina desplomándose. Es el combustionar de los ideales, el estallido de un tiempo nuevo en el que las mujeres dejarían de vivir confinadas a la sombra.”

Sobre Una gran emoción política. Por Alberto Conejero, Línea de telón.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

Una gran emoción política es un espectáculo valiente como seguramente ninguna otra propuesta del teatro español contemporáneo, tanto en la e-moción (todo sucede aquí, cierto, cuando se mueve) como en lo político; duro a veces, peligroso, nada complaciente, resuelto en ciertos pasajes en tragos amargos, y aún así dotados de imágenes que conjuran una extraña y cautivadora belleza (como la del Stabat Mater).”

Sobre Una gran emoción política. Por Pablo Bujalance, Málaga Hoy.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“El pensamiento de María Teresa León se hizo cuerpo y baile con una potente coreografía de la malagueña Luz Arcas que, como reza el título de la obra, emocionó.”

Sobre Una gran emoción política. Por Regina Sotorrío, Diario Sur.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“La Phármaco ha creado su espectáculo más voluminoso y complejo. El trabajo de las seis intérpretes, en un proyecto tan rabiosamente mujer en todos sus términos como Miserere, es prodigioso en su fuerza, su contundencia, su calidad técnica, su generosidad y su valentía, sin que absolutamente nada quede en el tintero. Uno sale curado de la función, consciente de que algunos demonios han perecido en la butaca. La violencia, armada de cuchillos, surte su efecto; pero más aún la observancia de un arte que se entrega sin reservas. Las lágrimas que cundían ayer durante el estreno en no pocos espectadores daban fe de tal poder”

Sobre Miserere. Por Pablo Bujalance, Málaga Hoy.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Este Miserere es una auténtica peripecia en la que se aborda la tradición desde la contemporaneidad, situándonos en una zona difusa, atemporal y sin ninguna filiación geográfica. Aquí no hay ni siquiera lenguaje, como si quisieran llevarnos a las raíces más puras de nuestra existencia”

Sobre Miserere. Por Txema Martín, Diario Sur.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

” Luz se convierte en Kaspar enteramente, desde lo más dentro, emanando hacia fuera, como sólo ella sabe a través de su danza, la personalidad de “el huérfano de Europa”. Un trabajo de una calidad extrema, de delicada plasticidad y de acertada interpretación que no puede dejar indiferente a nadie y que coloca a la intérprete una vez más en la punta de la pirámide en lo que a danza se refiere”

Sobre Kaspar Hauser. Que revienten los artistas, por Luis Mª García Grande

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“En una asombrosa materialización de registros y matices, unas veces violentos y afilados, otras de una ternura conmovedora, Arcas articula a Kaspar Hauser desde tan riguroso exilio para ofrecer al público un espejo en el que reconocerse con una fidelidad inédita.  Ese algo que nunca nadie pudo decir jamás es lo que Luz Arcas, mientras tanto, baila. Para hacernos sentir humanos. Nosotros”

Sobre Kaspar Hauser. Por Pablo Bujalance, Granada Hoy.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Más allá de la implacable belleza del montaje y de la abrumadora calidad técnica, no recuerdo haber visto un Beckett tan puro. Ni tan necesario”

Sobre La voz de nunca. Por Pablo Bujalance, Málaga Hoy.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Es un espectáculo madurado y elegante, muy sobrio en su estructura, y con una serie de elementos balanceados (…) La pieza es de una intensa fuerza poética (…)El tema encuentra en esta coreógrafa un actual asidero, una manera de acercar lo clásico con latente actualidad: los ancianos como carga,la responsabilidad patrimonial, el desastre moral como herencia principal y acaso la culpa en forma de sombra suicida”.

Sobre Éxodo: primer día. Por Roger Salas, El País.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Luz Arcas ha sabido encauzar muy bien una propuesta arriesgada e innovadora que marca una línea en la danza contemporánea española y que rompe la barrera entre texto, gesto, danza y teatro, posicionando a la compañía con un repertorio de culto”.

Sobre Éxodo: primer día. Por Adolfo Simón, Que revienten los artistas.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Éxodo: primer día es una de las mayores ceremonias intimistas en cartel. Por si no todavía no se han dado cuenta esta es su oportunidad de ser testigos de los orígenes de una estrella”.

Sobre Éxodo: primer día. Por Peio H. Riaño, El Confidencial.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Aquí la dramaturgia y la coreografía han cumplido su propósito, que es el de desvelar lo que el texto de Sófocles apunta, y la lógica dispara, de forma que desde una concepción actual, llevan al público a una época remota”

Sobre Éxodo: primer día. Por Julio Casto, La República Cultural.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“La Phármaco consigue inteligentemente interpretar y transmitir las enseñanzas de un gran clásico, remitir al teatro como espacio a su función original: la de caja de resonancia para las ideas, los problemas y la vida cultural de cada día. No asistimos a un mero espectáculo: aquello fue un rito colectivo, una necesidad social”.

Sobre Éxodo: primer día. Por Victoria Page, La girándula.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“El solo de Luz Arcas con el cayado es uno de los acontecimientos más hermosos que un servidor ha visto en un escenario. El viaje a la semilla se hace fecundo. Quedarse preñado es un gozo“.

Sobre Éxodo: primer día. Por Pablo Bujalance, Málaga Hoy.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Con una redacción sobria y de hondura, Luz Arcas compromete el tiempo y el espacio en una síntesis que dura lo justo. La música en directo interpretada por la voz a capela de una soprano, concede un carácter ritual a las escenas y aporta una distancia elegante. Trabajar sobre el concepto de solo de danza ha llevado a la bailarina hasta el enfrentamiento con un imaginario y un enorme espejo referencial”.

Sobre Sed erosiona. Por Roger Salas, El País

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“Luz Arcas ofrece una entrega física descomunal, que despierta en el espectador, además de una admiración por su honestidad artística, un sentimiento elegíaco que embriaga el espíritu sin capacidad de librarse de él”.

Sobre Sed erosiona, por Francisco Mesa. Bahía de Cádiz.

……………………………………………………………………………………………………………………………..

“La Phármaco ha tenido siempre la particularidad de nutrirse desde el comienzo de su visión hacia los clásicos, ya sea en textos como en fuentes mitológicas, para desarrollar sus coreografías de danza contemporánea (…) Me llama la atención la cantidad de formatos que pueden abarcar en su crecimiento como compañía, pero también, que en cada uno de ellos, nos deparen una sorpresa escénica”.

Sobre Sed erosiona, por Julio Castro. La República Cultural.